Noticias

Un socio ejemplar: Ankatu Díaz Cheuquelao

A A

Hace más de un año Bihla llegó con su hijo Ankatu (1 año y 10 meses) a las guaguatecas de Biblioteca Viva Trébol, donde a través de juegos, historias y canciones Ankatu ha hecho de los libros algo familiar, cogiendo en todas las visitas un título nuevo que pide a sus padres lean una y otra vez. Este mes invitamos al pequeño Ankatu a recomendar sus títulos preferidos. Revisa lo que nos contó a través de su mamá.

 banner_ankatu

Yo tenía solo 7 meses y aún no caminaba cuando mi mamá me trajo por primera vez a la guaguateca. Estaba lleno de niños y libros con monitos, no tenía idea qué estaba pasando. Pero ahora me siento como en casa y la paso súper bien. Leemos muchos libros en la biblioteca, incluso mi mamá se lleva algunos a la casa y no para de leérmelos poniendo voces, moviendo los brazos y mirándome con los ojos bien abiertos. Son chistosos esos libros, porque causan el mismo efecto en todas las personas que me los leen. Mis papás han empezado a leer unos libros sin monitos, pero no me llaman mucho la atención porque no ponen voces divertidas como con los otros. Recuerdo que la guaguateca “bajo el mar” fue mi favorita, porque aprendimos canciones y pude cantárselas a mis papás toda la semana. Si me preguntan, mi lugar favorito es mi cama y después la biblioteca.

quelepasaamicabello_kitamura¿Qué le pasa a mi cabello?
Autor: Satoshi Kitamura / Editorial Fondo de Cultura Económica

Aparece un gato grande, Leonel, que se siente indeciso y preocupado. No sabe cuál es la mejor opción de peinado para usar en las fiestas a las que ha sido invitado. Nos reímos mucho con el libro porque tiene un agujero al medio donde me cabe perfecto la cara y es como si yo fuera Leonel. Nunca me han sacado tantas fotos como cuando juego con este libro, y no me molesta, porque puedo ver cómo me quedan los diferentes peinados de Leonel.

lauraayudaasumamaLaura ayuda a su mamá
Autor: Liesbet Slegers / Editorial Edelvives

En la biblioteca conocí a Laura, que es la protagonista de uno de mis libros preferidos. Cuando tengo ganas de leerlo le digo a mi mamá ¡Laura! ¡Laura! y ella lo busca para que lo disfrutemos juntos. ¡Es muy entretenido! Laura me cae bien, porque siempre está con su mamá haciendo cosas: van a comprar, ordenan la casa… igual que yo con la mía. ¡Nos parecemos harto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *