Novela gráfica: El Fotógrafo

el_fotografo_portada Ampliar imagen
Autor: Lefevre, Guibert y Lemercier Año: 2011 Editorial: Sins Entido

El Fotógrafo, de los franceses Didier Lefevre, Emmanuel Guibert y Frédéric Lemercier, es un libro de tipo narrativa gráfica que muestra el viaje tanto físico como personal que vivió el fotógrafo periodístico Didier Lefevre, cuando se unió a la institución de Médicos sin Fronteras en 1986.

Mientras Emmanuel Guibert, ilustró y escribió este libro de manera muy particular pues parte de sus viñetas son las mismas fotografías que tomo Lefevre, todas ellas análogas en blanco y negro, sin editar. Ejercicio enriquecedor para los amantes de la fotografía, pues en el verán la continuidad de la imagen, en formato de fotograma, en busca de la perfección, además de la selección de las mismas, pues algunas están marcadas, otras tachadas. Esto le aporta mayor realismo a la historia, la que incluye las vivencias de todos los que conforman este grupo de viajeros, y las labores que han de realizar, además de ponernos al tanto de la cultura afgana, lo que lo transforma en un valioso documento de registro cultural. De ahí que El Fotógrafo sea el trabajo más premiado y destacado de Guibert.

Divido en tres partes  el viaje del fotógrafo comienza con la despedida de su madre al salir de Francia con destino a Pakistán, al llegar conoce al equipo de Médicos Sin Fronteras –MSF- al que se unirá por tres largos meses, en una travesía a pie para cruzar la frontera hacia Afganistán. Se enfrentara a caminos montañosos, eriazos  y desérticos, para así poder atender a los cientos de heridos que va dejando la guerra con Rusia.

Es un viaje peligroso y tedioso que cambia las costumbres y la percepción del mundo del protagonista. La identidad del protagonista ya no será la misma, deberá cambiar su nombre, su idioma, sus ropas, e incluso la forma de comer y dormir para encajar en este panorama y no ser descubierto, pues se le puede acusar de espía por los Rusos. Y como si fuera poco deberá enfrentarse a los horrores de la guerra, niños mutilados, escases de comida y desconfianzas continuas.

A pesar de las consecuencias de salud que esto le significó, Didier se especializó en el reportaje de guerra, por lo que volvió a Afganistán siete veces más.

[Reseña de: Angélica Rocha, mediadora de lectura de Biblioteca Viva Norte]