La sociedad del cansancio

Ampliar imagen
Autor: Byung-Chul Han Año: 2012 Editorial: Herder

La sociedad del cansancio es un libro de ensayos escrito por el filósofo surcoreano Byung-Chul Han, publicado en el año 2012 en alemán. Este breve texto critica los modos de vida del siglo XXI y pareciera estar más vigente que nunca, por la lucidez con la que analiza nuestros problemas cotidianos, enfocándose en las enfermedades del alma del sujeto contemporáneo. Además, esta gran obra retoma temáticas vinculadas con otros trabajos de Han, por lo que habla también del amor, el capitalismo, el consumo, la tecnología y la transparencia.

De esta forma, Han alude a grandes problemáticas filosóficas modernas y contemporáneas como las expuestas por Michel Foucault, Giorgio Agamben, Hannah Arendt, Hegel e incluso un texto literario de Herman Melville, lo que hace que este libro sea perfecto para las personas que buscan ahondar en las temáticas conflictivas que constituyen nuestra modernidad. Si bien el lenguaje utilizado por Han es bastante especializado dentro de la filosofía, sus capítulos y propuestas concluyen por sí mismos, por lo que incluso el lector menos acostumbrado a estas lecturas podrá comprender las inquietudes del alma que describe el autor.

El filósofo surcoreano Byung-Chul Han en Seúl y Berlín, documental de I. Gresser/abc.es

Ahora bien, el conflicto central para Han es que la manera de concebir a la sociedad, que tenían los pensadores mencionados anteriormente, es que el sujeto de aquella época se encontraba oprimido por la disciplina que restringía su vida a la explotación laboral. Para Han ya no es posible pensar el mundo con límites asignados por el exterior, porque la vida del siglo XXI está plagada de restricciones interiores, como lo son las dificultades personales y las sensaciones de carencia y de inferioridad; así, el resultado son enfermedades neuronales e infartos del alma. Si en el pasado las enfermedades eran infecciosas o bacterianas, ahora son absolutamente neuronales: trastorno límite de la personalidad, depresión, trastorno por déficit de atención por hiperactividad, y un largo etcétera de padecimientos ligados a lo que Han llama el exceso de positividad, o en otras palabras, el poder hacer lo que nos plazca. Así, las personas sufren una sobresaturación de su ego, de su propio yo.

En este sentido, la sociedad actual sería una sociedad de rendimiento, cuya característica principal es que todos “podemos”. De esta forma, no importa si hasta dejamos nuestra salud psíquica de lado, el sujeto puede lograrlo todo, pero condenándose a sí mismo a un círculo de autoexigencia y autoexplotación. Entonces, para Han existe tal agotamiento del alma en las personas que no hay espacios para hacer vida en comunidad, lo que genera un cansancio en una soledad absoluta.

En definitiva, las críticas de Han reaparecen en el momento justo, en una época turbulenta donde se hace necesario analizarnos a nosotros mismos y poner en práctica el no-hacer, la contemplación y el descanso, que es lo único que nos salvará del aislamiento, el cansancio y de aquellos terribles infartos del alma. En este sentido, este libro de Han parece inquietante y encantador al mismo tiempo, puesto que su brevedad y belleza no permite que escapemos de la profundidad con la que expone las problemáticas del ser humano, que está condenado a ser castigado y castigador de su propia vida.

[Reseña por: Javiera Vilugrón, mediadora de lectura de Biblioteca Viva Vespucio]