Incendio en la torre 5

portada-incendio-en-la-torre-5 Ampliar imagen
Autor: Tania Tamayo Año: 2016 Editorial: Ediciones B

La periodista chilena, Tania Tamayo, reconocida por su trabajo investigativo social y político, tras sus publicaciones Caso Bombas, la explosión de la fiscalía sur (2012) y Todos somos Manuel Gutierrez (2015) vuelve a instarnos a reflexionar acerca de otro de los casos controversiales del panorama nacional con el libro Incendio en la Torre 5, que reúne relatos entregados por reclusos que sobrevivieron al siniestro, gendarmería y bomberos, entregándonos una mirada amplia y cruda sobre lo ocurrido el día 8 de diciembre del 2010. Las distintas perspectivas de las personas que participaron y de las autoridades responsables nos revelarán la realidad carcelaria de Chile, pues la investigación va más allá del Centro Penitenciario de San Miguel.

incendio-carcel

El incendio en la cárcel de San Miguel ocurrió el día 8 de diciembre del 2010.

“Esa fue una red seca que no funcionó por más de diez años” fueron las  explícitas y concretas palabras realizada por el jefe del Departamento de Estudios Técnicos del Cuerpo de Bomberos, Hugo López, para entender por qué fue tan difícil controlar el incendio en la cárcel de San Miguel, que provoco la muerte de 81 prisioneros.

Conforme se avanza en la lectura se puede apreciar un efecto dominó es decir, un acto conlleva a otro para conducirnos a una constante: la negligencia del sistema penitenciario público, dejando en claro que la cárcel de San Miguel carece de los requisitos mínimos para evacuar tanto en situaciones de protocolo como extremas.

tania-tamayo-grez

Tania Tamayo.

Respecto a las autoridades de gobierno, hay una frase que describe muy bien la relación que existe entre el sector político y el sistema penal: “El ex ministro (Bulnes) considera que había un desinterés transversal, más allá de la Alianza o la Concertación por un tema políticamente poco rentable, afirma”. La población penal de las cárceles públicas está sujeta a una administración despreocupada, sin un plan a largo plazo, que se ve constantemente alterada por el cambio de gabinete presidencial y el cuoteo político.

Estamos frente a una investigación aguda y concisa que no debería dejar a nadie indiferente. Las entrevistas y los datos que nos entrega Tania Tamayo, revelan cómo un sector de la población chilena es castigada doblemente, tanto por la ley como por la forma en la que deben cumplir su condena. Pretender avanzar como país conservando el mismo sistema carcelario vejatorio es no sólo contradictorio, sino infecundo cuando el objetivo real debiera ser procurar una rehabilitación y ayuda social necesarias para disminuir la población penal.

[ Reseña de: Marianela Dolfini, mediadora de lectura en Biblioteca Viva Tobalaba]