El nacimiento del dragón

Ampliar imagen
Autor: Wang Fei, Marrie Sellier y Catherine Louis. Año: 2008 Editorial: Kalandraka

Indudablemente el dragón es uno de los seres mitológicos más afamados y reconocidos en el enorme universo que constituye el mundo de lo fantástico. Prueba más que suficiente de este hecho es la existencia del dragón en el imaginario colectivo, y en el bestiario popular, de numerosos pueblos y culturas a lo largo de la historia. Con una diversidad que va desde los precolombinos Trentren Vilu y Caicai Vilu, hasta casos plenamente vigentes y actuales como el tolkiano Smaug, los populares Drogon, Viserion y Rhaegal de Juego de Tronos, o los ya clásicos modernos Mushu y Shenlong.

De la misma forma, China es  uno de los países más fascinantes y misteriosos del planeta. Su enorme tamaño, su gran diversidad humana y natural, y lo exótico de su cultura hacen del gigante asiático un lugar tremendamente enigmático e interesante. Ambos elementos mencionados -China y el dragón- se conjugan en el libro aquí reseñado, haciendo de éste una lectura atractiva y cautivadora.

El nacimiento del dragón, de Wang Fei, Marie Sellier y Catherine Louis, es una breve y bella historia que cuenta el origen de este notable ser, junto con una interpretación folklórica de la unificación del país asiático. En sus páginas, bellamente ilustradas por la suiza Catherine Louis, se cuenta cómo los niños y niñas de China, frente a los constantes enfrentamientos y guerras que empañaban la relación entre las distintas tribus, decidieron crear un animal que representara y protegiera a todos los habitantes del país. De esta forma se produce, además del surgimiento de una criatura que influirá enormemente en la capacidad humana de imaginar lo fantástico, la unificación de una de las civilizaciones más importantes en la historia de la humanidad.

De entre los muchos elementos que hacen de este título una lectura destacable, se debe mencionar su capacidad de transitar entre las dimensiones local y global de la historia relatada. Si bien el libro se encuentra impecablemente traducido y adaptado al castellano, e incluye situaciones y elementos comprensibles para lectores de cualquier parte del mundo, este nunca deja de lado su vinculación con la cultura y la identidad china. Esta dimensión local de la obra puede encontrarse en el estilo oriental de sus ilustraciones y, más aún, en los caracteres chinos que pueden encontrarse en cada una de sus páginas. También, además de narrar la historia e impregnar al libro con el enigma de sus formas, reafirman permanentemente el origen chino del relato y su vinculación con la cultura ancestral del país asiático.

En definitiva, El nacimiento del dragón es una lectura interesante y llamativa, que entrega una interpretación de la creación sobre uno de los principales seres del bestiario universal, junto con el proceso de unificación de una de las civilizaciones y culturas más determinantes y trascendentales de la historia.

[Reseña por: Vicente Davanzo, mediador de lectura de Biblioteca Viva Tobalaba]