Distancia de rescate

Ampliar imagen
Autor: Samanta Schweblin Año: 2014 Editorial: Mondadori

Distancia de rescate es la primera novela de la escritora argentina Samanta Schweblin. Ha publicado los libros de cuentos: El núcleo del disturbio (2002), Pájaros en la boca (2009) y Siete casas vacías (2015).

En su novela, la autora continúa con su característica escritura perturbadora, pero esta vez el relato tiene algo de aterrador, parece la narración de una pesadilla. Schweblin desenmascara la realidad haciendo visible el lado más fantástico y oscuro de ella. Hay algo extraño e inexplicable en esa vida al parecer normal y cotidiana.

La narración del libro comienza con un enigmático diálogo. Una mujer perturbada intenta reconstruir una historia; un niño le hace preguntas, quiere que hable, que recuerde. Confusas preguntas y respuestas que van introduciendo al lector en oscuros acontecimientos. Una hija y su madre, un hijo y su madre, unos campos de soja; la vida, la muerte, y otra vez la vida.

Dos voces confundidas, dos voces que susurran desde el limbo, están atrapadas y no serán liberadas hasta encontrar la respuesta a lo que buscan, deben descubrir el centro del desastre, el punto exacto en que la tranquilidad de su mundo se encuentra con esa otra realidad, el momento preciso en que la oscuridad del otro lado comienza a filtarse en la normalidad de la vida.

Samanta Schweblin | Foto: Literary Hub.

El inquieto lector comienza a comprender. Todo gira en torno a esa “distancia de rescate”, la distancia que una madre mantiene respecto de su hijo o hija para que no le ocurra nada, para evitar la tragedia. ¿Cuánto es lo que una madre puede arriesgarse a tensar el hilo que la une a su criatura sin que nada malo suceda? ¿Cuál es el momento exacto en que ese hilo se corta y la distancia de rescate falla? Poco a poco el lector va entendiendo de lo que se trata y va vislumbrando lo terrible de la situación, comprende que algo aterrador e irreversible se aproxima.

Las protagonistas de esta historia son madres que fracasan en su intento de proteger a sus hijos. Por más cerca que se mantengan de ellos hay algo que no ven, algo que está fuera de su control; ese algo misterioso que acompaña a todos los niños y que sus madres desconocen, y que finalmente será lo que romperá el hilo que mantiene segura la “distancia de rescate”.

Como un mal sueño que no se logra entender del todo, los acontecimientos comienzan a producir claustrofobia, esa angustia que se produce al entrar a un lugar prohibido y ser testigo de algo terrible e inevitable.

Una novela que une lo familiar y lo extraño, lo cotidiano con lo inesperado de una forma increíblemente perturbadora. Una novela y una autora que hay que leer.

[Reseña por: Daniela Correa, Licenciada en Estética de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales]