Autobiografía de mi madre

autobiografia-de-mi-madre Ampliar imagen
Autor: Jamaica Kincaid Año: 2007 Editorial: LOM

Jamaica Kincaid (1949) es una de las voces más reconocidas en el ámbito de la literatura caribeña actual. Originaria de Antigua- pequeña isla situada en las Antillas Menores-  e instalada en Estados Unidos desde los 17 años, se ha convertido en una de las autoras más influyentes de la diáspora contemporánea.

Nacida con el nombre Elaine Potter Richardson, Jamaica Kincaid ha escrito una serie de novelas que afortunadamente y gracias a la apuesta editorial de LOM, han sido traducidas al español comenzando con Autobiografía de mi madre (2007), título que nos convoca, seguido de Mi hermano (2009), Lucy (2011) y Mr. Potter (2012).

Autobiografía de mi madre comienza con algunas contradicciones. Por ejemplo ¿Estamos frente a una biografía, una autobiografía, o una mezcla de ambas? o bien ¿a ninguna de las anteriores? Del título, se desprende el constante juego que Kincaid desarrolla en sus obras, aquel exquisito ejercicio de la escritura siempre al límite entre la ficción y la vida personal.

Entrando al texto, conocemos a Xuela, narradora protagonista de este título,  quien nos remonta al día de su nacimiento: “Mi madre murió en el momento en que yo nací, y así durante toda mi vida, no hubo nunca nada entre yo y la eternidad; a mi espalda soplaba siempre un viento negro y desolado” (7.) Para Xuela, la muerte de su progenitora, sumado a la distante relación con su padre, marca su construcción como sujeto femenino. A partir de la ausencia del mismo, la carencia del vínculo materno resulta determinante en su vida y en las relaciones que establece con los demás personajes.

Siendo una adolescente, Xuela es vendida por su padre a un hombre mayor, ya casado y sin descendencia que busca divertirse y tener un heredero, todo esto amparado por su esposa legítima. Desde este momento la protagonista se ve obligada a “cumplir” con el histórico rol configurado para la mujer caribeña, siempre subyugado a las necesidades masculinas. A partir de este punto, la protagonista de Autobiografía de mi madre genera una ruptura con respecto al estereotipo femenino enraizado en el caribe, caracterizado por la sumisión y el servicio a los demás.  Aquí, Xuela es capaz de enfrentarse al destino que ha sido trazado por otros para ella y se muestra capaz de decidir sobre su sexualidad y cuerpo, deshaciéndose del hijo que lleva en su vientre e iniciando una nueva vida lejos de los opresores: “Era una persona nueva, había aprendido cosas que no sabía antes, sabía cosas que solo se aprenden pasando por lo que yo acababa de pasar. Había tenido mi vida en mis manos” (73).

La narrativa de Jamaica Kincaid resulta indispensable para entender la relación de lo femenino y lo masculino en el contexto sociocultural caribeño. Autobiografía de mi madre destaca no sólo por el protagonismo de un personaje femenino rupturista y diferente en relación a su entorno, el que podría ser comprendido como la nueva mujer antillana, sino también por dar cuenta de la profunda y certera influencia del imperialismo británico en la sociedad antiguana, originada en la experiencia colonial y poscolonial.  En este sentido, Autobiografía de mi madre resulta un título imprescindible para entender el devenir histórico, social y cultural de la sociedad caribeña del siglo XX.

[Reseña de: Rosario Medina, directora de Biblioteca Viva Sur]