Noticias

Locke & Key: una llave para abrir todas las puertas

A A

Hace un año, nuestro mediador de lectura, Gabriel Gajardo se hizo cargo del club de lectura juvenil de la Biblioteca Viva Egaña. En este recorrido Gabriel nos relata que en un principio no fue fácil, debido a la brecha generacional que lo separa con los asistentes, pero que de todas maneras este desafío lo asumió con entusiasmo y mucha decisión, encontrándose con gratas sorpresas en el camino.

El mundo de la literatura juvenil alberga variadas temáticas y visiones en torno a cómo entender la sociedad, actualizándose constantemente según las necesidades y tópicos que más les interesan a los jóvenes. La posibilidad de ser parte de un club de lectura juvenil, es una oportunidad que permite comprender y entender los gustos e intereses de cada uno de los asistentes, y porque no, entender un poco más lo que son los jóvenes hoy en día. En esta instancia, el intercambio de ideas no fue sencillo en un principio, debido a la timidez de los asistentes y a las pocas ganas de opinar. Sin embargo, poco a poco fueron tomando confianza y sacando la voz sobre sus principales intereses en el mundo lector. Fue una sorpresa saber que ninguno de estos chicos había leído narrativa gráfica, probablemente porque suele existir un prejuicio en torno a ella o un cierto rechazo. Se le tiende a ligar a los superhéroes, a la carencia de contenidos, quedando instalado en un género “solo para niños”. Por ello, gran parte de los jóvenes tiene un leve acercamiento a este formato desde los comics o manga, pero no indagan ni profundizan más allá.

Por esas razones, el desafío era interesante para el club de lectura juvenil, comenzando su primer acercamiento a la narrativa gráfica a través de V de Vendetta que les era más familiar por la película que se realizó a partir del libro, y porque muchos se ven seducidos por la imagen que se construye en torno a este personaje de estilo romántico e idealista frente a una realidad totalitarista imperante, en la cual se busca la justicia en una sociedad oprimida por un gobierno fascista. Esta obra posee diversas frases fuertemente reivindicativas, que a su vez dejan entrever la preparación intelectual de su autor Alan Moore. En este cómic no vemos a este misterioso revolucionario como un superhéroe, más bien es un vigilante que se preocupa por el bien común de sus ideales anárquicos. V de Vendetta, ambientado en Gran Bretaña, nos muestra el panorama político imperante y cómo se mueven los antagonistas a este orden.

Este tipo de cómics despierta interés en el lector joven, porque si bien es un formato desconocido para muchos y nada sencillo de digerir, logra generar diversas reacciones, pues entrega una visión de lo que ha ocurrido en las sociedades expuestas a regímenes políticos autoritarios. No obstante, se hace insuficiente porque son contenidos desconocidos para muchos y porque además tenemos a grupos de jóvenes que muchas veces se encuentran desconectados con la vida política y cívica. Además, el tipo de formato ilustrado que nos ofrecen cómics como V de Vendetta no son tan atractivos visualmente, como sí lo es la narrativa gráfica actual.

Posterior a este primer acercamiento, el club de lectura juvenil indagó en una saga del género: Locke and Key, generando un mayor interés debido a que su contenido posee terror, fantasía y acción y porque además los chicos pueden sentirse identificados con los personajes de la trama y los conflictos que se desarrollan dentro de la historia. Locke and Key se presenta como un thriller de terror y misterio que mezcla fantasía, donde la trágica y violenta muerte de un miembro de la familia desencadena en que ellos deban trasladarse a una casa llena de secretos ocultos y llaves con poderes mágicos, que van develando la extraña relación que se genera entre la casa y la misteriosa muerte. La historia de estos tres hermanos, que cumplen diferentes roles, nos muestra realidades que todo joven vive al momento de su crecimiento y enfrentamiento con el mundo. Nos describe los miedos y temores que se producen al enfrentar un nuevo grupo social y cómo esto puede generar rechazo desde sus pares, generando conflictos propios de un chico recién llegado a un nuevo barrio y escuela. Al igual que Los hermanos Karamazov de Fiódor Dostoyevski, los cuales representan diferentes componentes

del ser humano: el cuerpo, la mente y el espíritu y que en su fase de crecimiento se enfrentan a su construcción como seres sociales, Locke and Key nos muestra este recorrido a través de la infancia, la adolescencia y el paso a convertirse en adultos, donde a través de tragedias y diferentes sucesos peculiares, les van dando una identidad a cada uno de estos chicos.

 

Otro de los hechos a destacar, es que Locke and Key más allá de relatarnos a través del terror y de la fantasía una serie de sucesos, aborda la resiliencia y cómo se enfrentan a la muerte, desde las propias vivencias de estos tres hermanos y la fortaleza que construyen en relación a este hecho.

Sabemos que cada uno de los chicos que compone este club de lectura es un mundo hacia mil posibilidades, y que si bien puede ser todo un desafío dirigirlo, no es tan difícil cuando existe una llave para cada puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *